domingo, 15 de enero de 2012

Dando más de lo que recibo

En el casino de la vida la suerte no vale nada, el destino es el croupier y la baraja está marcada. El rey perdió su reino, su corona está oxidada; la reina de corazones nunca ha estado enamorada.
Por eso yo, en este '¡Sálvese quien pueda!' prefiero las verdades con espinas que las mentiras con seda. El amor, la amistad, las caricias que se enredan... son cosas que no podrán jamás comprar con 30 monedas

5 Turistas californianos:

kelly dijo...

A mí también me pasa :(

SMSC dijo...

Que buenas rimas, son tuyas?

Miriam Hdez. dijo...

Me encanta tu blog y de este momento te sigo.Me gustaría que vieses mi blog(http://anothersuntotheshine.blogspot.com/) y me dijeras que te parece y si te gusta que me sigas.Muchas gracias,un beso<3!

streetninina dijo...

Me gusto muuuchooooo!!

Eva dijo...

http://paraquelascosasfuncionen.blogspot.com/
http://cannotmakethisover.blogspot.com/

Este texto tendra el cursor hand