martes, 10 de enero de 2012

Las casas se mueren si nadie las habita, las personas también.

Todo corazón necesita dueño, de lo contrario, al igual que una casa cuando se esta sola y vacía durante mucho tiempo, pierde la calidez y el encanto, se siente fría y aterra, hasta que un día por cosas del tiempo, finalmente se cae en su propia soledad.
Un corazón vacío sin nadie que le habite, pierde poco a poco la dulzura. Y al igual que la casa, llegara el día en el que simplemente este ya no este apto para nadie, pues tanto tiempo de soledad le ha dejado un aterrador vacío, que ni la mas fuente de amor, puede llenarle.
La casa de una mariposa

5 Turistas californianos:

SMSC dijo...

No tengas prisa en que alguien habite tu corazón. A veces es mejor esperar y que no te hagan daño, no crees? :)

streetninina dijo...

se queda sola, pero tiene que pasar muuucho tiempo!

Nosotras dijo...

bonito bloog
sigenos y te segimos
http://posibleesloimposible.blogspot.com/
un beso

Thought Mantique dijo...

Pero también, igual que con las casas, hay que vigilar quien habita nuestro corazón, pues puede ser que esa persona cause más daño que dejarlo en soledad...

Mari Carmen dijo...

En mi caso creo que tenemos mucho amor dentro nuestro para darnos a nosotros mismos, con lo cual creo que si sientes ese amor dentro de ti aunque no tengas una pareja siempre llevarás a otras muchas cosas y personas en el corazón.
Un fuerte abrazo preciosa

Este texto tendra el cursor hand