domingo, 11 de diciembre de 2011

Insomnio

Escribo de noche como los bohemios, como los borrachos o como las personas que llegan tarde del trabajo con el alma machacada y el corazón agrietado. O sin él... No sé porqué, pero me perdí entre tus recuerdos, bajo el agua de la ducha y me guié por tus latidos, que fueron míos durante unos segundos. Me senté en el frío a desengañarme, de la misma forma en que me había engañado soñando sin dormir una vez más.

4 Turistas californianos:

kelly dijo...

que fuerza, estupendo

SMSC dijo...

Guau, que genial este texto. El mejor leído hasta ahora, es genial :)

Julia Tempête dijo...

Definitivamente, para reflexionar el mejor sitio es la ducha. Y para escribir, lo mejor es de noche. Genial post!

Cris González dijo...

Hola! Te presento mi nuevo blog. Tengo problemas con el otro y he decidido crear uno nuevo por ahora. Pasate y sigueme por ahí, que empezar de cero cuesta :) http://impulsosimprovisados.blogspot.com/
Un besazo!

Este texto tendra el cursor hand